Compartir Facebook

            El Viaje




Tercer día y eta vez nos decidimos visitar Treguier, fundada en el siglo VI por el monje galés Tugdual. Forma parte del llamado Tro Breiz siendo una de sus siete etapas. Este peregrinaje consiste en visitar las siete ciudades cuyos santos fueron fundadores de Bretaña.
Aparcamos el coche un poco retirado del centro ya que preferimos dejarlo alli para pasear y de paso ver el entorno urbanístico de la ciudad hasta llegar a la Place du Martrey, en la cual aparte de la Catedral de Saint-Tugdual, nos encontramos con el Monumento a Ernest Renan nacido en esta ciudad en 1823 siendo escritor, filósofo, arqueólogo, historiador y filologo bastante cuestionado en su tiempo por sus estudios de la biblia y la vida de Jesús al que tildó de anarquista.
El monumento de 1903 en bronce sobre pedestal de granito es obra del escultor Jean Boucher y del arquitecto Henri-Paul Nénot y se compone de la figura de Ernest Renan sentado y la estatua de Atenea simolizando el pensamiento libre, a sus espaldas.
El monumento en cuestión dió lugar a muchas controversias entre partidarios de sus pensamientos y contrarios a los mismos. Fué inagurado el 13 de septiembre de 1903, en este mismo acto Jean Boucher recibe la Legión de Honor por este trabajo.
En esta misma plaza nos encontramos con la Catedral de Saint-Tugdual, construída sobre una anterior románica que según estudios podria datarse de entre 1090 y 1110.
La actual de estilo gótico se inició en 1139 que por diversas circunstancias no se concluyó hasta 1432 con la terminación del pórtico sur. La construcción presenta forma de cruz latina con tres naves y la particularidad de poseer el mismo número de torres, es decir tres, que vistas dedesde el claustro serín:
La de la derecha es la torre románica como único vestigio de la anterior catedral. Presenta tres niveles en el que el inferior tiene un hueco solamente en tres de sus caras y el superior dos ventanas semiricrculares en cada una de sus caras. Recibe esta torre el nombre de Tour Hastings y esta situada sobre el brazo norte del transepto.
La torre del medio situada sobre la sacristía recibiendo el nombre de Tour du Sanctus con el remate en forma de punta rodeado de una balaustrada.
Por la último la de la izquierda llamada Tour Neuve que soporta la aguja colocada en 1787.
La catedral presenta tres entradas o porches. En la fotografía el llamado Porche de las campanas que es la entrada principal y del cual destacan las dóvelas decoradas con dos filas de alrededor de 40 estatuillas de personajes del antiguo testamento.
En el flanco sur vemos el Porche del Pueblo con un bonito rosetón soportado por pequeñas columnas y la paredes laterales con Estatuas de los Evangelistas.
Por último tenemos el Porche Occidental con una estatua de Notre Dame de la Clarté del siglo XVI.
De su interior bastante bien conservado y restaurado, destaca sobre todo el Sepulcro de Saint Yves. El primero fué destruido durante un saqueo en 1794. La primera piedra del actual fué bendecida el 19 de mayo 1886 durante el Gran Perdón de Saint Yves.
El sepulcro ersta rodeado por los doce santos bretones y la Estatua del santo en mármol de Carrara es obra del escultor Jean-Marie Valentin, siendo inagurado los días 7,8 y 9 de septiembbre de 1890.
La reliquia fue autentificada por Canon Garat Vicario General de Saint-Priest el 28 de abril de 1801.
Lo último en visitar de la catedral fue el Claustro de estilo gótico de 48 arcos situado en el noreste de la catedral. Se trata de galerias abovedadas con techos de carpientería con diversos sepulcros construido en 1468.
Después de esta visita y de comer en una creperie cercana, empezamos a caminar por las callejuelas anexas a la Plaza du Martrey, donde abundan casas típicas con entramado de madera de los siglos Xv y XVI. En el número 20 de la Calle Ernest Renan veremos la Casa de los abuelos del mismo donde vivió hasta los 15 años.
Vuelta al coche y camino al camping dnde llegamos justo para cenar y acostarnos.