Compartir Facebook

            El Viaje




Cuarto día y en esta ocasión como en otras decidimos descansar un poc de coche y dedicarnos a ver el pueblo más cercano, que en este caso sería Perros Guirec y cuyo nombre proviene de PEN-ROS (la cima del cerro) y GUIREC por el abad galo que evangelizó estas tierras en el siglo VII.
Localidad típica costera, tranquila en invierno pero tumultuosa en época estival, ofrece gran variedad de actividades con las que pasar el tiempo y de locales para compras y sobre todo de hostelería y restauración con abundantes Creperías, en las que no solo se sirven creps sino igualmente productos del mar, sobre todo moluscos.
Aparte de ser un gran Puerto deportivo, la principal atracción y lo que atrae a más visitantes es el recorrido de La senda de los Aduaneros hasta Plumanac'h por la Costa del granito rosa de la que ya he comentado en un capítulo anterior. Igualmente si no es temporada alta resulta muy recomendable darse una vuelta por su Paseo Marítimo.
El monumento más importante de esta localidad es la Iglesia de Saint-Jacques situada donde se levantaba una capilla románica del siglo XII, que según la tradición fue el lugar de encuentro de peregrinos que venían por mar hacia Santiago de Compostela.
Esta capilla fue ampliada en el siglo XIV mediante la extensión de una nave con cinco nuevas bahías con arcos góticos para poder acoger a mas feligreses, igualmente de agregó el Porche frontal. La Cúpula con la aguja fué levantada en el siglo XVII.<
En lado sur nos encontramos con una preciosa portada del siglo XII, con tímpano, dintel y ocho columnas con sendos Capiteles tallados. En el tímpano se puede ver la imagen de Cristo en la Gloria con una túnica y bendiciendo con la mano. A su alrededor se encuentran el Aguila símbolo de San Juan y un León como símbolo de San Marcos.
El interior consta de una sola nave con dos estrechos pasillos laterales. Casi en el medio de la iglesia y por encina de nuestras cabezas observamos El Cristo en la Cruz escultura de finales del siglo XV aunque las de la Virgen y San Juan son mucho más recientes.
Del siglo XVII es esta Pila Bautismal, la talla de San Juan Bautista y gran parte del Retablo compuesto de 18 estatuillas.
Por último aunque me dejo algunas cosas más, nos encontramos con el órgano realizado por Yves Fassaert entre 1996 y 1997 e inagurado el 20 de julio de 1997.
Después de esta visita y aunque éramos conscientes de que por la hora no estaría abierta al público, nos dirigimos con el coche a unos tres kilómetros a la Chapelle-Notre-Dame-de-la-Clarté (Capilla de Nuestra Señora de la Claridad).
Según la tradición fue el marqués de Barac'h en el siglo V, que sorprendido por una espesa niebla no era capaz de acercar su nave a puerto seguro cerca de las Siete Islas en la costa de Perros Guirec. Pusiéronse de rodillas todos y suplicaron a la virgen que hiciera un hueco entre la nieba para poder arribar, de tal manera que si asi se cumpliese levantarían una capilla en su honor. Su deseo fue escuchado y un rayo de sol dejo un hueco en la nube para su salvación.
Realmente y atraves de diversa documentación, fue Roland IV el verdadero fundador de esta capilla alrededor de 1445, siendo terminada en 1830 cuando fue agregada la sacristía.
Por desgracia y como ya imaginaba cuando llegamos el interior ya estaba cerrado para la visita, con lo que nos tuvimos que conformar con ver el exterior centrándonos e el lado sur y su Pórtico construido alrededor del año 1500 y en cuyo Dintel podemos ver freente a frente una Anunciación y una Piedad,div> Dentro del Porche de este mismo pórtico, nos encontramos con diversas estatuas de madera policromadas del siglo XVII como la Virgen y el Niño, a Santa Ana y a su hija María con una Biblia, a San pedro y a los cuatro evangelistas. Una vuelta completa a este edificio y vuelta al coche para ir a cenar al paseo marítimo y de alli al camping.