Compartir Facebook

            El Viaje




Sexto día de viaje y el cansancio iba haciendo mella en nosotros, por lo que decidimos no madrugar y permanecer lo menos podible en el coche y visitar la cercana población de Lannion a 14 kilómetros.
En apenas veinte minutos ya habíamos dejado el coche en el Parking L'Aiguillon a orillas del Rio Léguer y donde ese dia se dió la circunstancia de que estaba puesto un mercadillo.
Particularmente detesto los mercadillos pero no así a Amparo que la encantan, por lo que no tuvimos más remedio que estar revolviendo que no comprando más de una hora, al cabo de lo cual nos encaminamos hacia la cercana Iglesia de Saint-Jean du Baly
Como era de esperar por la hora que era, la iglesia estaba cerrada por lo que nos tuvimos que conformar con ver su exterior aunque bastante difícil de fotografiar por la disposicón de las construcciones que la rodean.
Su construcción comenzó en 1519 sustituyendo a una capilla dedicada a Saint Eloi, y se prolongó hasta 1548. En 1643 en la parte superior de la Torre se decide levantar una aguja hasta que en 1760 el Duque de Aiguillon ordenó su demolición ya que una de las vigas donde se apoyaba se rompió inclinandose peligrosamente la flecha. En un principio esta nueva iglesia estaba dedicada a Notre-Dame hasta que en 1839 se cambió por Saint-Jean.
<(td>
Dejando la iglesia atrá nos encaminamos por las estrechas calles del casco antiguo al objeto de encontrar algun lugar para picotear algo, ya que hambre en si tampoco teníamos mucha.
Casas de entramado de madera se mezclaban con otras mas modernas, Callejuelas estrechas pero llenas de encanto y comercios constituian aquel entorno, hasta que por fin encontramos un bar con una pequeña terraza exterior donde solo ofrecian sándwiches, cosa que para nosotros era más que suficiente. Parada de más o menos una hora y a continuar caminando.
Tampoco habíamos andado tanto cuando nos encontramos en la PLace du Marc'Hallac'h, donde no podía faltar como en casi la totalidad de los pueblos o ciudades de Francia, el Monumento a los caidos en la primera guerra mundial. Dando una pequeña vuelta por alli se nos vino a la memoria que muy cerca de allí se encontraba un lugar bastante interesante. Sabiamos el nombre pero ni idea como llegar, por lo que vuelta al coche y poner el GPS para que nos llevase a ese lugar.
El lugar no era otro que Brélévenez que pensábamos que se trataba de un pueblo más de la región pero estábamos equivocados, tan solo 900 metros nos separaban desde el parking donde habíamos dejado el coche por la mañana.
Brélévenez fue un municipio independiente hasta el año 1961 que se unió con Lannion. Se hizo famoso por su Escalera de 142 escalones que se usa para subir a su iglesia que se atribuye a los Templarios
La Iglesia de la Trinidad fue empezada a construir por Los Templarios alrededor de 1190 en la cim,a de la colina Crec'h Tanet (colina de fuego). En el siglo XIV el templo fué fortificado construyéndose una Torre adosada a la mayor a modo de puesto de vigia.
De su exterior sobresale el Lado sur donde el Pórtico es románico de finales del siglo XII o pricipios del XIII, curiosamente esta coronado por Tres columnas levantadas en 1639 a modo de contrapeso y sujetar la pared que se inclinaba hacia el exterior.
La Torre, el campanario y el Pórtico oeste corresponden al siglo XV.
En el interior nos encontarmos con una nave cubierta con una Bóveda de madera restaurada en 1990, mientras que las Bóvedas de los pasillos son de piedra de entre los siglos XIV y XV.
El Retablo del Altar Mayor es de estilo barroco realizado por Oliver Martinet en 1660. La Capilla Sur construida entre los siglos XIII y XIV, está dedicada a la Santísima Trinidad con el retablo del siglo XVII, mientras que la Capilla Norte de la misma época de construcción que la anterior tiene un retablo del año 1630 dedicado a Saint Gilles y Saint Loup.
En una de las paredes, nos encontramos con la Talla de un Cristo de madera que pudiera estar datado entre los siglos XIII o XV. Encima de la puerta de la sacristía nos encontramos con la talla llamada La Ascensión del siglo XIII reconstruída en 1845. El Órgano data de 1862 y sustituyó a otro de 1826.
Para terminar esta visita nos dirigimos a la Cripta del siglo XII pero reconstrída en en el siglo XVIII. En este lugar podemos contemplar un grupo escultórico del Entierro de Jesus datado en el siglo XVIII.
La tarde avanzaba y el cielo se estaba poniendo un tanto negro para presagiar lluvia, por lo que sin más bajamos los 142 peldaños que nos separaban del coche y pusimos dirección al camping, que mañana sería otro día.
Fuente de la Iglesia de la Trinidad : Infobretagne.com