Compartir Facebook



Ayuntamiento
Plaza Mayor, 1

28742 - Lozoya

Tfno: 91-869-30-29




Origen del nombre:
Consultado el DRAE (Diccionario Real Academia Española) no he encontrado ninguna voz con el término de Lozoya.
Lo más parecido ha sido "hoz" del latín "faux-faucis" que se define como "Angostura de un valle profundo o lo que forma un río entre sierras" y Hoya. igualmente del latín "Fovea" que significa "Llano extenso rodeado de montañas".
El pueblo se puede observar que situado en un valle entre dos sierras: "Sierra de La Morcuera" y el "Macizo de Peñalara", y que a su vez está bañado por el río "Lozoya"

Gentilicio: "Lozoyanos"

Según datos correspondientes a los yacimientos arqueológicos encontrados, los primeros pobladores del valle pudieran situarse hace unos 100.000 años, pero sin embargo no se puede considerar la verdadera fundación de Lozoya hasta los tiempos de la Reconquista.
Este pueblo como todo el valle fuée gestionado por la Sociedad de Quiñones fundada por los caudillos Segovianos Fernan García de la Torre y Diaz Sanz de Quesada, que dependía del Concejo de Segovia. La mencionada Sociedad obligaba a todos los que se establecieran en el territorio a fabricar su propia casa y además poseer caballo propio que valiera al menos 200 maravedíes y que sirviera para portar y asir lanza.
Este municipio junto a los otros que forman el valle del Lozoya formaron parte de las tierras de Segovia hasta la reorganización territorial propiciada por Javier de Burgos en el año 1833.
Hasta el siglo XIX la economía estaba basada en la explotación de los pinares, carbón de roble y los productos ganaderos, siendo a principios del siglo XX cuando la Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara impulsó las rutas o marchas por estos montes por su espectacular belleza, siendo desde entonces el turismo la principal base de su economía.
Es recomendable pasear por su callejuelas que conservan las construcciones típicas de la zona y disfrutar de la pequeña pero bonita plaza del Marqués de Lozoya con su fuente de los 4 caños.
El Ayuntamiento es un caserón que fue propiedad de la familia Contreras y que posteriormente lo donó al pueblo. Perfectamente rehabilitado, presenta en su frente los dos blasones de ese marquesado. Ubicado en una preciosa plaza totalmente peatonal y adecuadamente adoquinada.
Detrás del Ayuntamiento en medio de una recoleta plaza, nos encontramos con la Fuente de los cuatro caños. Construída en 1791 recogiendo el agua del pico del Ventero a mas de 2.000 metros de altitud, presenta un pilón en el que se sitúan dos pequeñas columnas de las que salen dos caños de agua de cada una. Antigüamente de utilizaba como abrevadero para el ganado de los vecinos del pueblo.
En la parte trasera de este edificio, nos encontramos con una reliquia histórica llamada ROLLO-PICOTA. El Rollo muy similar a la Picota se levantaba en los núcleos de población en la época medieval que tenían consideración de Villa, teniendo como finalidad dar a conocer a los foráneos que esta villa tenía Alcalde y Juez propios con finalidad penal.
En sus gradas se sentaban los vecinos para realizar concejos o reuniones, sentándose en la grada mas alta los de mayor categoría política o social. Las Picotas datan del siglo XIII y son unas columnas de piedra con unos pinchos situados en su extremidad más alta de donde pendían los cuerpos o cabezas de los ajusticiados.
Ambas cosas se unieron en el siglo XV y fueron abolidas por las Cortes de Cádiz en los años 1811 y 1813 respectivamente.
La iglesia parroquial de El Salvador fué construída durante el siglo XVI según proyecto de Gil de Hontañón de estilo Gótico Plateresco.
Está compuesta por tres naves separadas por arcos de medio punto, capilla con bóveda gótica y púlpito plateresco.
Camino al Puerto de Navafría a la izquierda sale una calle que nos llevará a la Ermita de la Fuensanta. Construcción sel siglo XVIII aunque totalmente reconstruída después de ser bastante dañada durante la Guerra Civil. En este lugar se celebra una romería el último fin de semana de Mayo. En la parte trasera existen bancos y mesas para poder hacer un pic-nic.
Hacia la mitad del pueblo viniendo desde Lozoyuela por la M-604 se encuentra a la derecha la desviación al Puerto de Navafría (M-637) que une Lozoya con el pueblo segoviano con el nombre del puerto.
Se trata de un recorrido de apenas 11,5 km hasta la cima por una serpenteada carretera que alberga tres áreas recreativas con pequeños aparcamientos para coches y desde las cuales se pueden emprender rutas por estas montañas.
Para poder admirar y sentir en toda su grandeza el entorno, recomiendo visitarlo en dias laborables en cualquier estación del año y principalmente en la invernal siempre que la situación de la carretera lo permita ya que con placas de hielo puede ser muy peligrosa.