Compartir Facebook



Ayuntamiento
Plaza de la Constitución, 1

28390 - Belmonte de Tajo

Tfno: 91-874-72-15




Origen del nombre:
El actual nombre de "BELMONTE" de Tajo viene dado porque los vecinos a la vista de los bellos montes que existen en el entorno, decidieron cambiar por no gustarles el anterior conocido como POZUELO DE LA SOGA por los numerosos pozos que había y por la cantidad de soga gastada para sacar el agua de los mismos.

Gentilicio: "Belmonteños / Pazueletes"


No se sabe a ciencia cierta el momento de fundación de este municipio. Lo que si se tiene certeza es que en la antiguedad Pozuelo de Belmonte que era como se llamaba anteriormente, fué objeto de diversos pleitos entre la Orden de Santiago y el Obispo de Segovia a quien pertenecía por donación del rey Alfonso VIII.
Pedro I concede en 1336 a Pozuelo de Belmonte el Privilegio de Villazgo por lo que a partir de entonces contó con jurisdición, términos y justicia propias.
Con motivo de la desamortizacion de 1579, la villa pasó a manos de la corona que a su vez la otorgó al Licenciado Don Alvaro Garcia de Toledo, que en su testamento otorgado en Mondéjar el 26 de enero de 1586, fundó el Mayorazgo de Belmonte que continuó hasta 1691.
Posteriormente el rey Carlos II lo convirtio en Condado en favor de Don Juan Prado y Mármol de la Torre y Squarzafigo. Dicho título en la actualidad y con el número XV pertenece a Don Juan Martínez de la Riva y Maroto.
Nuestra visita la iniciaremos en la Plaza Mayor de estilo castellano, en forma cuadrangular y con edificaciones de dos plantas.
En el centro de la misma se puede observar un círculo de tierra que hace las veces de ruedo de la plaza de toros que se monta en los festejos.
Situado en uno de los laterales de la Plaza Mayor nos encontramos con el edificio del Ayuntamiento. Encajado perfectamente en el entorno, posee una enorme balconada con pilares de fundición y bancos corridos en sus soportales
En la parte lateral trasera izquierda del Ayuntamiento, nos encontramos con la imponente construcción de la iglesia parroquial a cuyo interior se accede através de un arco de medio punto. Se trata de una edificación datada en el siglo XVI y se encuentra bajo la advocación de Nuestra Señora de la Estrella.
La fábrica es de mampostería y Sillería, destacando su imponente torre. El interior bastante sobrio de una sola nave presenta en el altar mayor un sencillo retablo. A los pies de la iglesia se encuentra el coro elevado.
Después de visitar la iglesia parroquial, tomaremos la Calle de La Fuente que comienza en la plaza al lado opuesto del Ayuntamiento para llegar al Paseo de las Fuentes, lugar ideal para descansar un poco y relajarse. Lo primero que nos encontraremos será con la Fuente de Arriba que esta constituída por tres pequeños pilones y cuatro caños similares a los que había en 1848 y que han sido sustiuidos. Continuando nuestro paseo nos encontraremos con la Fuente de Abajo, con su fuente, lavadero y abrevadero que aunque estan unidos son pefectamente diferenciados. Esta fuente en lugar de cuatro caños como la de Arriba, tan sólo tiene dos de forja.
Dejamos atrás las fuentes y su paseo y nos dirigimos hacia el pueblo por la carretera M-404 para que después de unos centenares de metros desviarnos a la derecha por una pequeña pendiente asfaltada y visitemos el Calvario.
El calvario representa para los belmonteños el lugar más simbólico del pueblo, ya que en el mismo se han celebrado actos como la Pasión de Cristo y el punto y final del Via Crucis.
Desde el punto de vista paisajístico es el punto idóneo para contemplar las mejores vistas del pueblo.
Para terminar nuestra visita y ya de vuelta a Villarejo de Savanés, tomaremos la carretera M-319 dirección a Villamanrique para visitar la Ermita de San Isidro y la Virgen de la O. No confundir pues está bastante mal señalizado el desvio de la M-319 con el de la M-311 que os llevará a Colmenar de Oreja.
La Ermita aunque fué construída en el mismo siglo que la Iglesia Parroquial es decir en el XVI, probablemente sea un poco más antigua que esta, En un principio estuvo dedicada a Nuestra Señora de la O pero durante la Guerra Civil fué destruido el altar y el retablo de la Virgen, siendo en 1949 cuando el entonces párroco del pueblo llevó hasta allí la imagen de San Isidro, conociéndose desde entonces por ambos nombres.