Compartir Facebook



Ayuntamiento
Plaza de la Constitución, 1

28594 - Valdaracete

Tfno: 91-873-95-90




.
Origen del nombre:
Originalmente se pudo llamar "Valle del aceite", por estar situado efectivamente en un llano rodeado de pequeñas colinas donde abunda el cultivo de los olivares y pequeños viñedos. Con el paso del tiempo ese valle del aceite se convirtió en "VALDARACETE".
Otra de las teorías existentes se basa en que este pueblo era tierra de moros, siendo señor del mismo uno que se llamaba "ACETE" y de ahí el nombre de "Valle de Acete", que posteriormente se pasó a llamar "VALDARACETE".
Javier Dotú (Origen y significado de los nombres de los pueblos de la Comunidad de Madrid, Editorial D Ediciones.

Gentilicio: "Valdareceteños / Esparteros"


La historia de Valdaracete está unida con la época de la Reconquista y el Arzobispado de Toledo, toda vez que sus tierras constituían su límite.
Igualmente hay que remontarse a la creación de las órdenes militares y concretamete a la Orden de Santiago que proyectó su presencia desde el norte del río Tajo hasta la cuenca del Tajuña.
Con la creación de las "Encomiendas" paso a formar parte de la de Encomemienda Mayor de Castilla junto con Villarejo de Salvanés y Fuentidueña, junto con la Estremera que en un principio englobaba la anteriores.
Valdaracete aparece unido a Mondéjar con el Arzobispado de Toledo junto con Brea de Tajo y los despoblados de Fuenteespino y Valdormeña. En el año 1528-1530 se vendió esa encomienda a D. Ruy Gómez de Silva, Duque de Pastrana y Príncipe de Éboli, pasando en el siglo XVI al Ducado de Infantado hasta el siglo XVIII.
En 1849, Valdaracete perteneciente ya a la provincia de Madrid, estaba enmarcado en el Partido Jurídico de Chinchón, con casa Ayuntamiento, Escuela, Cárcel, Iglesia parroquial de San Juan Bautista y Ermita de la Virgen del Rosario, siendo su población de 354 vecinos.
Su economía estaba basada en el aceite, esparto, zumaque y pequeños viñedos. En la actualidad la actividad en los talleres de costura emplea al 36% de la población, seguida por la construcción con el 33%, sector servicios 30% y con el 5% dedicado al sector agrario.
Si nos dirigimos a Valdaracete por la M-222 desde Villarejo de Salvanés, lo primero que veremos a nuestra izquierda seá los "COLEGIOS PÚBLICOS", típica construcción de trazado y estilo de las construcciones ferroviarias de principios del siglo XX. A un centenar de metros e igualmente a la izquierda se encuentra el monumento a "SAN CRISTOBAL", patrono de los conductores.
Desde aquí giraremos por la primera calle a la izquierda (calle de San Juan) para pasar por la plaza de Los Mesones donde se encuentra la "CASITA DE NIÑOS", y anejo a la misma nos encontramos con "EL PARQUE". Continuando por la calle de la Ermita a escasos trescientos metros nos encontraremos con:
La Ermita de la Virgen de la Pera, patrona de Valdaracete. Su construcción puede datar de los años 1810-1820 según la existencia de una pila bautismal encontrada y datada en 1820 (hoy desaparecida).
En su interior que consta de una sola nave con arco de medio punto, existe un retablo de reciente construcción presidido por la talla de la Virgen de la Pera, réplica de la original que se encuentra perdida pero de la que se conservan fotografías.
El crucero está coronado por una cúpula rebajada sobre pechinas.
Una vez terminada la visita a la Ermita nos dirigimos a la Plaza de la Constitución donde como es costumbre se alza el "AYUNTAMIENTO" construido al más puro estilo tradicional con arcos y balconada.
Desde aquí y por la "CALLE RUMBELES" para desviarnos al final por la calle Cuatro Esquinas a la "PLAZA DEL MERCADO" donde podemos observar casas típicas castellanas con "ESCUDOS" en sus fachadas.
De vuelta a la plaza de la Constitución nos dirigiremos através de la "CALLE DE LA IGLESIA" a la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista.
La construcción de la iglesia de San Juan Bautista se inició el "año 1593"  y finalizó en el "año 1607" según las inscripciones en el arco mayor del templo asi como en los "DOCUMENTOS" encontrados. Seguramente fué financiada por el Duque del Infantado, que por aquel entonces era propietario de Valdaracete y con el permiso del Arzobispado de Toledo. Por documentos aparecidos parece ser que se trata de una ampliación de otra iglesia existente. La causa al igual que la Iglesia del vecino pueblo de Brea de Tajo, fue el crecimiento de fieles en el municipio. La planta es de "CRUZ LATINA" y de una sola nave cubierta con bóveda de cañón con lunetos y a los pies un "CORO" elevado sobre tres arcos de piedra y debajo de los mismos una pila bautismal y otra de estilo románico que en su día contenía "AGUA BENDITA" para santiguarse a la entrada del templo.
Através del paso del tiempo se fueron uniendo algunos elementos arquitectónicos como la Capilla del Santísimo Cristo Ecce Homo cuya primera piedra se puso el 29 de abril de   "1664". Según los planos de la reparación de la torre en 1775, la capilla tenía tenía tres altares con sus retablos una cúpula y en el centro se encontraba la talla de madera del Cristo colocada en 1726. En el año 1898 la capilla se encontraba en estado ruinoso y se reconstruye en el año 1933 pareciendo un lugar completamente nuevo. En 1936 en el transcurso de la guerra civil se destruyó completamente, perdiéndose todos los retablos, tallas y documentación. En la actualidad la entrada se encuentra cerrada y ocupada por una talla de Jesuscristo Nazareno.