Compartir Facebook



Ayuntamiento
Plaza de La Constitución, 1

28540 - Perales de Tajuña

Tfno: 91-874-80-04




.
Origen del nombre:
En la Comunidad de Madrid existen tres poblaciones con nombre que hace referencia a este árbol futal.
En el caso que nos ocupa se refiere concretamente a ala variedad conocida como Peral de Roma que antiguamente abundaba en este paraje y que en la actualidad queda muy pocos ejemplares.
El apellido Tajuña viene dado porque este río pasa por la localidad formando una rica vega..

Gentilicio: "Peraleños/as"


En el entorno de esta zona de la Comunidad de Madrid y por medio de numerosas excavaciones arqueológicas, se ha podido llegar a la conclusión de que en el mismo se asentaron numerosos pueblos de la antiguedad con vestigios paleolíticos, neolíticos, celtibéricos, carpetanos, romanos, visigodos y musulmanes.
De la edad de los metales se han encontrado cerámica y restos de puntas de flecha, dentro de estos yacimientos se encuentra el llamado RISCO DE LAS CUEVAS del que todavía no se tiene constancia de la época de su fundación y del cual se hablará más adelante.
De la época romana aunque no existen muchos restos de la misma, se pueden desprender por la proximidad de TITULCIA que por aquí fué posible que pasara una vía romana aprovechando la conocida RUTA DEL ESPARTO que desde Cartagena iba hasta Valladolid cruzando el río Tajuñ:a en las proximidades de Perales. Otra posible vía esta vez militar sería la que partiendo desde la Alcarria bajaría paralela al rio Tajuña hacia Toledo
Si nuestra visita se efectua en coche desviándonos en la salida 33-A, al cabo de unos 7 kms. y antes de llegar al desvío que nos llevará al centro urbano, nos encontraremos a nuestra izquierda con las ruinas de la antigua Ermita de San Isidro construida sobre otra de origen mediaval dedicada a San Bartolomé al que se rendía culto el día 24 de agosto. Posteriormente fué lugar de la peregrinación que se hacia en la festividad de San Isidro hasta la construcción de la nueva ermita dedicada a este santo.
Continuando nuestro trayecto, nos adentraremos en el caso urbano encontrándonos a nuestra derecha con la Fuente redonda emplazada dentro de unos pequeños jardines situados en la calle Mayor Alta. Su construcción data del año 1912 con un pilar de forma piramidal situado junto a uno de los lados del pilón y dos caños.
Unos metros más adelante nos encotraremos en la Plaza de la Constitución y el Ayuntamiento. El edificio fué construído en 1773 bajo el reinado de Carlos III sobre la antigua Casa del Concejo de la baja Edad Media y usado anteriormente como escuela y Pósito. Cabe destacar la balconada que ocupa toda la fachada y que según se dice es la más larga de los Ayuntamientos de la Comunidad. El pórtico de la planta baja está formado por columnas de hierro y a la entrada se encuentra una placa de piedra que hace referencia a su construcción.
Dejando el coche en el aparcamiento existente en la parte trasera de la Plaza nos dirigimos por una empinada calle que sale de enfrente al Ayuntamiento para visitar la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Castillo. De estilo barroco fué construída en el siglo XVII sobre los cimientos de una antigua iglesia mediaval que sirbvió: de capilla al antiguo castillo. De planta de cruz latina y de una única nave, sus muros son de mampostería y la espadaña de tres huecos para las campanas, se situa a los pies del templo.
Continuando por la calle del Castillo llegaremos a los restos de uno de los Torreones del antiguo castillo que fué fortaleza del Arzobispo de Toledo. La visión de estos restos desde este lugar es bastante complicada ya que se encuentran emplazados dentro de una casa cuya fachada obstaculiza el poder observarlos.
Continuando por la misma calle a unos pocos metros nos encontramos con un pequeño Mirador desde el que se obitenen unas fantásticas vistas del pueblo, sobre todo al atardecer.
Retrocediendo hasta la calle de la Empedrada y bajando por ella nos encontraremos el la calle Mayor Baja y con la fuente de Mariblanca construída en 1794 aprovechando diversos manantiales existentes en la zona. Dentro del conjunto se mantiene el pil&oanacute;n de piedra llamado de la Fontanilla o Fuente de los tres caños. En este mismo lugar se ecuentra ubicada una escultura moderna dedicada a la Madre.
Continuamos nuestra visita recorriendo hasta la confluencia de esta con la calle de la Amargura para encontrarnos con las ruinas de los que fué la Ermita de San Sebastian con su graciosa espadaña de tres huecos. Por desgracia sólo se pueden contemplar los restos de la que fué reconstruida en el año 1880 sobre otra existente de estilo barroco. En la actualidad el Ayuntamiento está estudiando un nuevo proyecto de restauración para dedicar el espacio a fines culturales.
Desde aquí continuaremos hasta encontrarnos con el Paseo de las Acacias por donde circulaba antiguamente el tren de via estrecha y que nos conducirá al RISCO DE LAS CUEVAS.
En el trayecto nos encontraremos con el Parque de San Isidro en el que nos encotraremos con diversas clases de Acacias, Robles y Chopos con las explicaciones correspondientes.
Continuando nuestro caminar y después de pasar el cementerio nuevo nos metemos en plena zona de El Espartal. Zona árida donde las haya pero que gracias al esparto crecido en esta zona, Perales tuvo una importante significancia antańo. Tanto la planta del esparto, como los productos manufacturados a partir de la misma, tuvieron una importantísima actividad económica que repercutió en la población. Causa verdadera sensación de extrañeza contemplar como a nuestra izquierda el terreno es totalmente árido, mientras que a la derecha y a muy pocos metros se convierte en un vergel.
Después de caminar alrededor de media hora desde que dejamos el pueblo y dejar atrás una antigua Yesera obligada a cerrar para perservar el medio ambiente que rodea a las cuevas situadas en un risco de marga yesera.
Por los restos encontrados se pudiera hablar de origen Neolítico aunque también pudiera ser de la Edad del Hierro incluso para algunos de la Época romana. Se trata de un conjunto de Cuevas excavadas en las paredes del risco que fué declarado Monumento Nacional en 1931 y de las que se conservan 50.
La teoría más probable que se maneja es que en este lugar estuviese habitado por el pueblo Caracitano, tribu perteneciente a los carpetanos basándose en el libro de Plutarco Vidas paralelas, en el cual se explica como el general romano Sertorio tuvo que luchar con un pueblo que se encontraba más allá del río Tajo y que no habitaba en casas, sino que lo hacían en cuevas excavadas a gran altura y de profunidad considerable. En el mismo libro se cuenta como Sertorio incapaz de someter a estas gentes por la fuerza, tuvo que recurrir a la argucia de amontonar gran cantidad de esa tierra polvorienta, suelta y cenicienta que predominaba en el lugar para que ayudado por el viento la esparciese a modo de un polvo fino y entrase en las cuevas afixiando a sus moradores. Los Caracitanos aguantaron dos días en estas condiciones hasta que al tercero no tuvieron por menos que entregarse.
De vuelta al pueblo si se tiene tiempo, se recomienda por las vistas que se tiene, ir a la fuente Lagasca , situada a unos dos kilómetros por la antigua carretera de Valdilecha, por cierto en mal estado pero más o menos transitable.