Compartir Facebook

            El Viaje




7 de Agosto (Madrid - Orléans - 1.159 Kms)

Partimos de Madrid a las cuatro y media de la madrugada en nuestro C5, desayunamos en un Auto Grill en la misma A-1 pasado Burgos, parando para llenar el depósito de gasoil en Irun, aprovechando el precio más bajo existente en España.

La comida se hizo a base de bocadillos de tortilla y filetes empanados que la noche anterior había hecho, en una de las numerosas y cómodas áreas de servicios que existen en las autopistas francesas con sombras y WC bastante limpios a pesar de la cantidad de gente que los usa. Un consejo, si algunos de vosotros os gusta comer con cerveza, llevarla de España en una nevera portátil ya que en Francia no dejan sacar de los establecmientos de las autopistas ningún tipo de bebida alcohólica. Particularmente me parece una ley incongruente, ya que si comes dentro te puedes poner de alcohol ciego aunque seas el conductor. Igualmente está prohibido la venta de hielo en cualquier tienda, gasolinera etc.
Llegamos a Orleans sobre las siete y media de la tarde y después de dejarla maleta que siempre usamos en el tránsito, decidimos irnos a cenar unos mejillones al vino (plato típico francés) al centro de la ciudad.
El hotel elegido fué como casi siempre que vamos a Francia un Novotel, Novotel Orléans St Jean de Braye Hotel, reservado el dí 3 de junio. El hotel se encuentra alejado del centro y la habitación amplia, limpia y confortable. El precio fué de 80 € por noche para los tres y 12 € por el desayuno de los adultos, ya que los menores de 16 años que pernoctan con sus padres no pagan. En algunos Novotel el nú:mero de niños que compartan habitación con los padres estan limitado a 2 y en otros no tienen esta opción.
Nuestra pequeña visita a la ciudad se limitó a ver el exterior de la catedral y poco más ya que al día siguiente nos esperaba otra buena panzada de kilómetros.

8 de Agosto (Orléans - Hamburgo - 1.029 Kms.)

Nos levantamos a las 7 de la madrugada y después del desayuno (por cierto bastante completo), salimos hacia Hamburgo. La comida la hicimos en un área de descanso en Bélgica con la tortilla y filetes que nos habían sobrado del día anterior y con el pan comprado en un autoservicio de la autopista. La bebida estaba aún fría después de haberla sacado del minibar del hotel de Orléans. Este pequeño truco consiste en sacar las bebidas que tienen y meter las nuestras a enfriar. Funciona y te ahorras unos euros. Como la hora de llegada fué alrededor de las 21,30, el restaurante y el servicio de habitaciones estaba cerrado por lo que nos conformamos para la cena con un poco de pan y embutido.

El hotel elegido fué el NH Hamburg Horner Rennbahn, situado a las afueras de la ciudad (unos siete kms. del centro), parking privado gratuito, buen desayuno-bufé y habitación amplia y cómoda. Precio de la noche más desayuno para los tres : 114 €, resevado por internet con mes y medio de antelación.

9 de Agosto (Hamburgo - Estocolmo - 966 Kms.)

Salimos de Hamburgo después de desayunar alrededor de las 8 de la mañana con dirección a Puttgarden para coger el ferry (56 €) que nos llevase a Rodbyhavn ya en Dinamarca. Como casi siempre y en todos los años que hemos cruzado Alemania las autopistas estan obras. En esta ocasión el desvío correspondiente esta cortado y tuvimos que seguir para adelante con la consiguiente desorientación que ello conlleva. Gracias al GPS TOM TOM (por cierto comprado este año y que constituye un invento genial) que se reubicó de nuevo, pudimos al final tomar la autopista correcta. Tuvimos la suerte de llegar en el momento oportuno, pues a los cinco minutos de embarcar el coche comenzó la travesía.

Una vez en territorio danes pusimos rumbo a Copenahe dejádolo a un lado, continuamos por la E-20 dirección a Malmö para pasar el puente de Öresund de 8 kms. de longitud y construido por una empresa española "Dragados Offshore" dirigida por Mateo Rodriguez. El peaje por pasarlo nos supuso unos 32 €, pero a cambio ganas unos 45 minutos con respecto al ferry que existía antes de su construcción.
Después de pasar el puente, nos dirigimos por la E-20/E-6 hacia Helsingborg para tomar la E-4 dirección Estocolmo. Unas negras nubes en el horizonte presagiaban lluvia y la tuvimos a cántaros. Paramos en una estación de servicio para rellenar el depósito y comer algo en una especie de buffet libre que nos costo al cambio unos 20 € por los tres. A unos 150 Kms. antes de llegar a nuestro destino paramos para repostar, tanto de gasoil como para aplacar un poco el gusanillo, ya que la comida no fué muy afortunada.
Por fin hacia las 19,30 llegamos a Estocolmo pero con la mala fortuna de coger un largo tunel que te lleva al otro extremo de la ciudad, por lo que el GPS nos decía constantemente que nos diesemos la vuelta y cuando la dábamos nos dejaba en un solar diciédonos que habiamos llegado a nuestro destino. Estuvimos más de una hora deambulando por puentes y túneles hasta que Rodrigo lo divisó a distancia.

11 de Agosto (Estocolmo - Umeä - 642 Kms.)

La salida de Estocolmo estuvo mejor que la llegada, contectamos el TOM TOM y nos sacó de la ciudad rápidamente. La autovía con longitud de 72 kms. llega hasta Upsala, a partir de allí la carretera es de doble sentido con algunos tramos que varían desde 500 metros a cuatro kms. que se convierten en dos carriles hasta Gävle, a partir de esta ciudad todo el recorrido por Escandinavia se convierte en una carretera de doble dirección.

12 de Agosto (Umeä - Akaslompolo - 613 Kms.)

Salimosde Umeä hacia las diez de la mañana después de desayunar en el hotel y repostar gasoil. Continuamos por la E-4 dirección Luleä con la intención de llegar hasta Haparanda (fontera con Finlandia) y de alli por la E-8 pasando por Pello hasta Akaslompolo que según el mapa es el camino más lógico, pero esta vez el GPS no hizo caso a la lógica y a unos 50 kms. de pasar Luleä nos hizo tomar la E-10, desviándonos por la 392 hasta Pajala y cruzar la frontera con Finlandia . Como siempre le hice caso y resultó, pues nos ahorramos cerca de los 100 kms.

12 de Agosto - 23 de Agosto (Akäslompolo - Akaslompolo)

En estos diez dias de estancia en Akäslompolo, combinamos dias de abosluto relax con otros de visitas a diversos lugares de la Laponia filandesa. Para ver los detalles pinchar aquí

23 de Agosto (Akäslompolo - Cabo Norte - 548 Kms.)

Todo viajero tiene en la vida algunos destinos con los que ha soñado. En mi caso concreto después de casi treinta años de planificación, iba a ver convertido uno de mis sueños hecho realidad. ¡Pisar la plataforma del Cabo Norte!.

Salimos de Akäslompolo bastante temprano en dirección a Muonio, para continuar por la E-8 hasta Palojoensuu, desde aquí por la 93 a Enontekio desviándonos aquí a la 93 hasta Alta, ya en territorio Noruego. El cielo según íbamos subliendo se ponía cada vez con más nubes negras que presagiaban lluvía, cosa que sucedió nada más pasar la frontera y que nos acompañó hasta Alta.

25 de Agosto (Cabo Norte - Tromso - 546 Kms. más 2 ferrys)

Aquella mañana nos levantamos bastante pronto y después de desayunar partimos en dirección a Alta.

Después de pasar y pagar de nuevo el peaje del túnel, me propuse ir bastante despacio para observar y disfrutar de un paisaje que quizá no vuelva a ver nunca. A pesar de esto llegamos a Alta a eso de las 12,30 horas, dirigiéndonos directamente al Sentrum con el fin de pasear un poco por la mini calle peatonal y efectuar la comida en Alfa Omega, un restaurante recomendado en diversas guias. Era una mañana bastante calurosa para esas latitudes y las terrazas de los establecimientos estaban llenas de personas con el aperitivo. Nos tuvimos que conformar que nos acoplasen en una mesa interior. El menú no fué todo lo bondadoso como lo describen. Los verdaderos platos típicos los sirven a partir de las 15,00 horas y eran las 14,45 por lo que comimos lo más esencial de la carta. Unas minialas de pollo, un especie de creepe y una porción de reno en salsa.
Después de comer continuamos por la E-6 hacia Tromso y tomar los dos ferrys necesarios para llegar a esta ciudad. En esta parte de Noruega los fiordos y las altas cumbres empiezan hacer su aparición, es un subir y bajar constante bordeando el mar por carreteras estrechas y sinuosas, no sabes si estas dirigiendote al este, oeste, norte o sur. El paisaje es fascinante.
El primer ferry parte de Olderdalen y te situa en menos de 20 minutos en Lyngseidet. El segundo parte de Svensby a 24 kms. del anterior y desembarcas en Breivikeidet para dirigirnos por la 91 hasta Fagernes (precio de los dos ferrys 23 euros), para continuar de nuevo por la E-6. La sincronización entre ambos ferrys es perfecta sin necesidad de correr con el coche, una velocidad de 70 ó 80 kms/h en los 24 kms. que los separan es más que suficiente.

26 de Agosto (Tromso - Bodo - 554 Kms. más 1 ferrys)

Partimos de Tromso bastante tarde para nuestra costumbre, serían las 12,30 y aún nos quedaban unas ocho horas de camino segín cálculos del TOM TOM. Tuvimos que desandar los 73 kms. del dia anterior por la E8 hasta volver a salir a la E6. La carretera transcurría en medio de grandes cumbres y rodeando el fiordo de Balsfjorden, un paisaje perfecto. Pasado Narvik efectuamos la corespondiente parada para comernos unos bocadillos en una pequeña área de descando situada el lado del fiordo Olotfjorden. Continuamos camino por la E6 hasta Skarberget donde cogerímos el ferry que nos llevase hasta Bognesy desde allí a Bodo. Unos 20 kms. antes de llegar a coger el ferry, tuvimos un pequeño imprevisto. Nos tuvimos que tragar el paso lento de una caravana durante esta distancia porque era imposible adelantarla por las constantes y cerradas curvas que existen. Al final y debido a esto, a la llegada al pequeño atraque del barco vimos como se nos había escapado por apenas 5 minutos. Tuvimos que espera hora y media para coger el próximo, llegando a Bodo pasadas las 22,00 horas.

27 de Agosto (Bodo - Trondheim 716 Kms.)

Salimos de Bodo como llegamos, es decir sin pararnos a conocer algo de la ciudad. Ademas como era domingo, lo poco que teniamos para ver cerca del hotel, estaba cerrado.

Desandamos los 63 kms. que hay entre esta ciudad y la E6 con más pena que gloria. Tardamos cerca de hora y media en hacerlo, lo que siginifica que fué uno de los más graves errores que he cometido a la hora de la planificación de este viaje. Si lo volviese a hacer, intentaría encontrar algún hotel o camping en Fauske.   

28 de Agosto (Trondheim - Geiranger - 420 Kms.)

Partimos de Trondhein con más gloria que pena por la E6 en dirección a Dombas para continuar por la E136 hasta Andalsnes y desde aquí por la famosa Carretera de los Trolls a Geiranger.

Existe otra ruta recomendada por TOMTOM y MICHELIN igual de bonita que la anterior, quizá un poco más corta y que es la siguiente:
Desde Dombas continuar por la E6 hasta Otta y por la E15 llegar a Geiranger. Esta última es la más apropiada si se viene del sur, pero seguramente la que hicimos nostros es la mejor si os desplazais desde el norte como en este caso.

30 de Agosto (Geiranger - Oslo - 453 Kms.)

Con la luz de cruce izquierda averiada, inconveniente bastante importante en toda escandinavia pués es obligatorio el llevar encendidas las luces constantemente de día y de noche, salimos de Gerianger en dirección a Groti para continuar hacia Otta por la E5 y desde alli por la E6 a

31 de Agosto (Oslo - Hamburgo - 919 Kms.)

Salimos del hotel de Oslo bastante pronto y con una espesa niebla cubriendo la ciudad. En primer lugar nos dirigimos a la comisaria correspondiente para poner la denuncia, mientras que Amparo se ponía en comunicación con la compañía de seguros (Zurich Seguros) para que nos indicasen cual era el taller más cercano para poner el cristal de la ventanilla. Para nuestra suerte una vez más llevábamos el TOMTOM el cual nos llevó a las dos direcciones con certeza.

Salíamos del taller con el cristal puesto a las 10,30 lo cual suponía dos horas y media de adelanto respecto a mis cálculos.
Por la E6 nos dirigimos hacia Göteborg - Malmö para cruzar de nuevo el puente de Öresund y coger el ferry en Rodbyhavn para adentrarnos en territorio alemán hasta llegar a Hamburgo.
El hotel fué el mismo que a la ida, es decir el NH Hamburgo-Horn pero esta vez en lugar de los 114 euros que nos costó entonces, ahora el precio se elevó a 153 euros por no haberlo reservado por internet porque se me olvidó, y tuvimos que hacerlo al partir cuando estuvimos a la ida.

1 de Septiembre (Hamburgo - Besançon - 938 Kms.)

En esta ocasión no teniamos efectuada ninguna reserva para un hotel determinado. Después de atravesar Alemania con bastantes obras en sus autopistas y de comer por el camino, nos adentramos en territorio francés y consultando el mapa pusimos dirección a Bensacon donde llegamos ya caida la noche. Buscamos hoteles en el TOMTOM y elegimos el Novotel Besançon, hotel encantador, buen ambiente y con un precio incluido el desayuno de 109,90 euros.

2 de Septiembre (Besançon - Nimes - 487 Kms.)

Partimos de Besancon con cierta tristeza por no haber podido conocer esta ciudad que a simple vista por lo que pudimos observar desde el coche debe de ser bastante bella pero nuestro objetivo era llegar a Nimes a tiempo para poder dar un paseo por la misma, merece la pena.

A pesar de la poca distancia a recorrer ese día, el tiempo empleado fué excesivo. No sabemos si que porque era sábado y principios de mes, el atasco en la A7 a la altura de Lyon nos hizo perder cerca de hora y media, hay que tener en cuenta que es la vía de comunicación con la costa del sur de Francia y con España.

3 de Septiembre (Nimes - Peñíscola 604 Kms.)

Como todos los años, nos dejamos reservada la semana 36 (suele coincidir con la 1ª de septiembre) de nuestra propiedad en el Apartahotel Acuasol de Peñíscola para descansar y relajarnos un poco después de nuestros largos viajes.

De este maravilloso pueblo no voy a contar nada en esta ocasión pués merece un capítulo aparte. Llevamos acudiendo aquí desde hace 13 años y siempre descubrimos parajes, restaurantes o diversiones nuevas.

9 de Septiembre (Peñíscola - Madrid - 503 Kms.)

Por fin estamos de vuelta en casa a la caida de la tarde, no sin antes haber parado a comer en Villarejo de Salvanés.

Han sido 34 días de viaje, 13.214 kms.recorridos y aunque la experiencia ha sido maravillosa, el cansancio psíquico y no físico puede con nosotros.
¿Que si lo volveríamos?.